Skip to main content

Cómo desarrollar una sustancia de marca interna

El propósito de la marca es el sistema de creencias para el impacto que van a tener en la vida de su audiencia. Es importante saber cómo es la visión de su marca para poder influir en un impacto positivo en su cliente. Empezando por la pregunta, ¿a qué causa puede contribuir nuestra marca, que pueda tener un impacto positivo en algo o en alguien?

¿Estás ayudando a la gente? ¿a quién ayudas? ¿en qué les ayudas? ¿Tiene algún efecto en sus vidas? ¿es esto algo en su industria? comunidad, ciudad o país que requiere apoyo? ¿Su público siente lo mismo que usted? ¿Cuál es el dominador común?

Observe atentamente a su público, descubra en qué creen como grupo y qué mejoras les gustaría ver en el mundo, especialmente en el océano. Para tener algunas ideas, he aquí algunos de los problemas más acuciantes de los océanos: Contaminación por plástico, contaminación por redes, bienestar de los animales, conservación de los corales.

Debe haber un vínculo entre su marca y su público por el que quiera formar parte de esta conversación. El enlace debe ser bastante obvio porque el enlace será el primer lugar en el que mirará la policía de la autenticidad. No querrá adoptar una postura que no tenga nada que ver porque, independientemente de la causa con la que decida alinear su marca, los que apoyan esa causa realmente se apasionarán por ella. Si sienten que su marca está utilizando la causa con el único propósito de hacer relaciones públicas positivas y aprovechar esa causa para hacer buen marketing, entonces saben cómo expresar sus opiniones al respecto.

Cuando encuentres tu causa, entonces es cuando debes pasar a la acción, decidir qué es lo que vas a hacer para apoyarla. ¿Qué espera hacer? fondos, tiempo… ¿Cómo lo vas a hacer? ¿Recursos, habilidades? Se trata de un tema de educación o de estudios. ¿Sus acciones serán físicas? limpieza de playas, sensibilización… ¿Digital? ¿los seminarios web? conferencias.

Todo esto requiere mucha reflexión. es bueno que tenga una causa relacionada con el océano, pero necesita autenticidad para respaldar su marca. Tienes que actuar en función de ese propósito o, de lo contrario, el propósito no tiene sustancia.

Si tú y tu marca no estáis preparados para esos compromisos intencionados, sigue siendo importante que la creencia en la marca se inculque desde el principio porque es un elemento clave para construir una base sólida de sustancia.

Descubrir las marcas humanas

Una de las principales diferencias que sus clientes obtendrán al comprarle a usted frente a sus competidores está en la tangibilidad de su marca y en lo humana que es su marca. Su público quiere tener una conexión humana con una marca y la mayoría de las otras marcas no desarrollarán esa conexión humana en su mente.

Con Internet y el uso de las redes sociales, las marcas han entablado una conversación bidireccional y, de repente, los deseos, las necesidades, las preocupaciones y las creencias de los clientes importan ahora más que antes y son influyentes clave para las estrategias de las marcas.

Cada vez son más las marcas que preguntan a sus clientes lo que quieren y también les escuchan. A través de una serie de compromisos estratégicos y humanos, están construyendo estas relaciones humanas que son la base de las marcas modernas de hoy. Esto no será una moda de marketing que se acabará en 10 años, sino que es el futuro de las marcas y del branding.

Construir la autenticidad

Un rasgo humano que está cada vez más de actualidad en el branding y que se está convirtiendo en un elemento crucial dentro de la marca humana es la autenticidad de la marca. Esencialmente, los consumidores quieren saber cuánto de lo que dice una marca es genuino y cuánto es sólo marketing. Sólo es otra estratagema para tirar de la pared sobre los ojos del cliente y así poder desplazar la mayor cantidad de producto posible.

Una de las principales razones de la fusión de la autenticidad y la transparencia de las marcas tiene su origen en la lucha por que las marcas sean más proactivas a la hora de escuchar a sus clientes y sean más humanas y estén más orientadas a un propósito.

De repente, se esperaba que las marcas, especialmente las grandes, tuvieran todos estos rasgos humanos que antes no tenían para poder sobrevivir. Creencias, visiones, misiones, valores, personalidad, características, tono de voz, estilo de conversación e incluso opiniones políticas. El consumidor, que tiene auténticas expectativas humanistas sobre las marcas, se lanzó a por ellas, pero había una trampa añadida.

Si estas características humanas no se sentían lo suficientemente auténticas, las marcas recibían una paliza pública y, a partir de ese momento, la autenticidad de la marca se convirtió en el estándar para que el consumidor juzgara los rasgos humanistas de las marcas. Más concretamente, las creencias y los valores que las marcas dicen tener. Muchas marcas se están moviendo para alinear sus acciones con las creencias y valores de su audiencia y muchas más están tratando de retratar creencias alineadas sin mucha sustancia detrás de sus afirmaciones.

Este es un problema real ahora y, por suerte, la autenticidad de la marca ha salido a la superficie en base a eso. En el ámbito del medio ambiente y la sostenibilidad, estas acciones han sido calificadas como “greenwashing”.

Estas acciones inauténticas de las marcas oportunistas han hecho que el consumidor desconfíe más de los esfuerzos y las reivindicaciones de valores y de cualquier otra acción que no conduzca directamente a una venta. Por lo tanto, la autenticidad es un aspecto cada vez más importante de la estrategia de una marca y cualquier marca que intente hacer afirmaciones de un propósito más elevado debe respaldarlas.

En esta sección, nos sumergimos directamente en el branding interno y en toda esta sección que se divide en 4 apartados diferentes.

Alineación de los sistemas internos de Believe

El propósito de la marca es el por qué de lo que haces como marca, aparte del dinero. El propósito de la marca responde a la pregunta al margen del interés comercial: ¿Por qué hacemos lo que hacemos? Esta pregunta pide a la marca que busque dentro de sí misma una respuesta que tenga algo más de sustancia que ser simplemente otra entidad que gana dinero. Pide a la dirección de la marca que identifique el bien mayor que hay detrás de lo que hace y que se comprometa con ese bien mayor en beneficio interno de la marca, así como de quién o qué ayuda esa causa.

Aparte de la causa que buscan abordar el propósito de la marca moderna sirve para dos propósitos. El primer propósito y el original es fomentar un sentimiento de creencia interna en la marca entre los líderes de la marca y el personal. La creencia de que el trabajo que hacen es más que el trabajo que hacen, que hay más significado detrás de él y que en última instancia hace algún tipo de bien para alguien o algo cuando hay un propósito genuino que fomenta la creencia interna, los impactos evidentes en toda la empresa. La creencia interna genera una cultura positiva y un sentimiento de camaradería que se expresa en todos los departamentos de la empresa y puede ser percibida tanto por las personas ajenas a la marca como por las que están dentro de ella. Este tipo de creencia no se construye fácilmente, pero si se consigue, puede tener un impacto tremendo en el crecimiento y el valor de una marca en general.

El segundo objetivo del propósito de la marca es garantizar que la creencia detrás del propósito se comparta con la creencia de la audiencia, lo que en última instancia fomenta un sentido de conexión. Esta conexión está impregnada de emoción humana y comunica este sentido de unión que ayuda a las marcas a construir esa confianza, así que, en otras palabras, es realmente importante que su audiencia crea en lo que su marca cree.

Esta última versión del propósito de la marca ha cobrado gran relevancia en la era moderna del branding debido a esta evolución de las relaciones entre las marcas y los consumidores. Los consumidores toman cada vez más decisiones de compra basadas en la esencia de una marca y no sólo en sus productos o sus servicios, en sus características o beneficios o incluso en su precio.

De hecho, cada vez más consumidores están dispuestos a pagar una prima por el bien mayor y el impacto positivo de una creencia compartida que tienen. Consiguen el sello de aprobación de sus clientes sobre sus esfuerzos intencionados, no sólo consolidan esa lealtad con sus clientes sino que esos clientes se convierten instantáneamente en defensores vocales que ayudan a correr la voz y, en última instancia, a hacer crecer esa marca.

Propósito de la marca

El propósito de una marca es esencialmente la razón de ser de una marca más allá de ganar dinero. Una promesa de marca puede dar al comprador una idea de lo que puede esperar del producto o servicio, pero el propósito de la marca va mucho más allá. El propósito de una marca conecta con los consumidores a un nivel más emocional.

Visión de marca

La visión de marca se refiere a las ideas que hay detrás de una marca y que ayudan a guiar el futuro. Cuando la visión de la marca encaja, refleja y apoya la estrategia empresarial, se diferencia de los competidores, resuena con los clientes, da energía e inspira a los empleados y socios, y precipita un torrente de ideas para los programas de marketing. Cuando está ausente o es superficial, la marca irá a la deriva y es probable que las estrategias de promoción sean incoherentes e ineficaces.

Misión de la marca

La misión de una marca es una breve declaración que declara el propósito de una marca. La misión de una marca es una declaración fundacional sobre la identidad de una marca que pretende inspirar a los clientes y proporcionar una dirección estratégica. Proporciona una dirección coherente a la estrategia. Es el compromiso de cada día para lograr la visión de la marca.

Valores de la marca

Los valores de la marca son un conjunto de principios rectores que dan forma a todos los aspectos de su negocio. Se sitúan en el centro de su marca y están ahí para dictar su mensaje de marca, su identidad y su personalidad.

Trabajar con un propósito

Cuando sentimos que tenemos un sentido de propósito y que el trabajo que hacemos regularmente realmente significa algo, más que el simple turno de nueve a cinco, entonces es más probable que tengamos éxito y que sobresalgamos en cualquier cosa que hagamos, porque si creemos en ello, probablemente también disfrutemos de lo que hacemos. Si una persona siente que el trabajo que está haciendo tiene sentido o marca algún tipo de diferencia, entonces siente que está exactamente donde se supone que está y haciendo exactamente lo que se supone que está haciendo, lo cual es bastante liberador.

Ahora más que nunca, la gente se pregunta sobre el trabajo que realiza. Quieren sentir que hay algún tipo de significado detrás de lo que están haciendo y que el trabajo que hacen no puede ser simplemente replicado por un robot.

Los millennials, seguidos de cerca por la generación Z, tienen esta expectativa mucho más alta de sus empleadores, lo que significa que las marcas están sintiendo esta presión significativa tanto desde el exterior en lo que respecta a sus consumidores, pero también internamente, de su personal también.

“Lo que un grupo objetivo “cree” o “cree en” es algo que llamará la atención de las marcas

La creencia de un gran propósito – Lo que su público cree

El propósito de la marca consiste en tener una posición en lo que su marca cree, preferiblemente alineada con las creencias de su audiencia y comprometerse con esas acciones como marca. Si desea construir una marca que proteja el océano y la vida silvestre, debe esperar algunas acciones y actitudes de su público, como la selección de proveedores alineados con el medio ambiente, el uso de energía limpia, la reducción de la impresión de carbono o el uso de papel. Esto te pone en situación de poder hablar de tus creencias en tu comunicación o en tus publicaciones sociales para generar alguna conversación en torno a ese tema.

alek1986

Author alek1986

I'm an e-commerce consultant, Shopify Developer and a Water sports keen enthusiast. For the last 10 years, I have thrived living near the water in Central America and the Caribbean where I have evolved as a PADI Divemaster, Marina & Dive center director, Web & Booking apps developer for multiple Leisure organizations and practiced other sports such as surfing, kite surfing, sailing and paddleboarding. I have also partnered and been involved in multiple social-environmental projects such as Swim for Haiti, AVAV & 4Ocean. Today I enjoy building & developing multiple Shopify stores from stunning Lake Leman, Switzerland.

More posts by alek1986